Cultura en General

Cultura en General permite aprender cultura general sin morir de aburrimiento, con textos cortos, pero con todo lo esencial. ¡Te animo a aprender algo de cultura cada dia!

  • RSS
  • Delicious
  • Digg
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
Posted by emarble - - 0 comentarios

¿Os habéis preguntado alguna vez como es posible que en muy pocos segundos, los datos fluyan en internet desde Europa hasta América? ¿Cómo es posible alguien que se encuentre en Asia pueda chatear o tener una video conferencia en streaming con su teléfono móvil con alguien que se encuentre en América? Los grandes cables submarinos nos lo permiten.

Posted by emarble - - 0 comentarios

En el año 1939 Hitler fue propuesto como candidato a premio Nobel de la Paz. Aunque la afirmación anterior es digna de un chiste, es totalmente cierta. Erik Brandt, un parlamentario sueco de la época fue el responsable de la idea y después de quedarse solo, intento rectificar borrando toda pista de su petición a la academia Sueca, cosa que le fue imposible. La idea le vino cuando en los pactos de Munich,  Inglaterra y Francia por un lado y Alemania por otro acordaron que esta ultima dejara en paz a sus vecinos a cambio de invadir Checoslovaquia, la cual no tuvo voz ni voto en aquel pacto. Las potencias europeas quedaron totalmente convencidas de que aquel acuerdo había evitado la guerra. Brandt propuso a Hitler como Nobel de la Paz, pero no recibió ningún otro apoyo. Cuando se dio cuenta de que la había liado ya era demasiado tarde.

Posted by emarble - - 0 comentarios

Isabel y Fernando el católico eran primos consanguíneos de tercer grado que contrajeron matrimonio el día 19 de octubre de 1469 en Valladolid. En esta boda hubo un poco de trampa. Necesitaban una dispensa papal la cual les otorgara el permiso para poder casarse siendo primos hermanos. El papa de la época se negó a dársela, pero el mismo día de la boda llego el permiso de un papa  (Pío II) que había fallecido 5 años antes. Hasta dos años mas tarde, un segundo papa (Sixto IX) no le daría el verdadero permiso, por lo que pasaron dos años  de casados sin una verdadera autorización eclesial. Parece ser que Isabel salió mejor parada en este "contrato" a lo que a la posesión del cetro se refiere. Hasta la segunda noche de boda no se consumo el tanto monta, monta tanto, tal y como el medico de la reina dejo constancia por escrito. Según este, "se mostró cumplido testimonio de virginidad y nobleza en presencia de jueces, regidores y caballeros".  A nadie le quedo la duda.